Saltear al contenido principal
La Importancia Del Etiquetado Y La Trazabilidad En La Carne De Vacuno

La importancia del etiquetado y la trazabilidad en la carne de vacuno

Cada vez existe un mayor interés y exigencia de los consumidores a adquirir productos que demuestren una mayor calidad y transparencia en todos los procesos de producción, garantizando a los consumidores la seguridad alimentaria necesaria.

El etiquetado de la carne de vacuno está regulado por el Real Decreto 1698/2003, de 12 de diciembre, por el que se establecen disposiciones de aplicación de los reglamentos comunitarios sobre el sistema de etiquetado de la carne de vacuno.

En el etiquetado de la carne de vacuno se indicarán las menciones obligatorias siguientes:

  1. El número de referencia o código de referencia que debe relacionar inequívocamente la carne con el animal o grupo de animales de que procede.
  2. El nombre del Estado miembro o el tercer país de nacimiento, precedido de las menciones, excluyentes entre sí, “Nacido en” o “País de nacimiento”.
  3. Los nombres de los Estados miembros o terceros países en los que haya tenido lugar el engorde, precedidos de una de las siguientes menciones, excluyentes entre sí: “Criado en” o “Engordado en” o “Cebado en” o “País de engorde”.
  4. El nombre del Estado miembro o el tercer país en el que haya tenido lugar el sacrificio, precedido de la mención “Sacrificado en”, seguida del número de autorización sanitaria del matadero.
  5. El nombre del Estado miembro o el tercer país en el que haya tenido lugar el despiece, precedido de la mención “Despiece en”, seguida del número o los números, en su caso, de autorización sanitaria de la sala o salas de despiece.

El objetivo de este sistema de etiquetado es dar la máxima información para generar la máxima confianza en el consumidor.

En Frigoríficos Bandeira garantizamos la trazabilidad del ganado desde la entrada en nuestras instalaciones hasta su salida, permitiendo de esta manera reconstruir el historial del ganado partiendo de la explotación de origen hasta el punto de venta.

La trazabilidad de la carne de vacuno es un proceso más complejo que la trazabilidad de otros alimentos. Incluye desde cuestiones que tienen que ver con la cría del ganado en las granjas -e incluso el paso previo, la concepción del animal- y su posterior sacrificio en los mataderos hasta las que tienen que ver con la posterior transformación de la carne, distribución y venta.

Como ya hemos comentado más de una vez en este blog (ver “La trazabilidad de la carne de vaca”), los pilares de la trazabilidad de la carne son dos:

  1. El sistema de identificación y registro de los animales, que es el que va desde su nacimiento hasta su sacrificio.
  2. El etiquetado obligatorio de la procedencia de la carne, que es el que va desde su sacrificio hasta que el producto cárnico llega al consumidor.

Hace ya más de dos décadas que el sector vacuno español lleva a cabo un minucioso control de todo el proceso productivo, con el objetivo primordial de garantizar la seguridad alimentaria de la carne de vacuno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba