Saltear al contenido principal
Falsos Mitos Sobre La Carne De Vacuno

Falsos mitos sobre la Carne de Vacuno

Hace algún tiempo que venimos observando una serie de mitos en torno a la carne de vacuno que desde este Blog de Frigoríficos Bandeira pensamos que es necesario aclarar. Estos falsos mitos están provocando que muchas personas hayan eliminado las carnes rojas de su dieta ya que creen que no son saludables para su organismo. Por ello desde aquí, una vez más, nos vemos en la obligación de argumentar que es un alimento fundamental en todas las etapas de la vida.

En el mes de septiembre del año pasado, la organización Provacuno participó en la segunda edición de Meat Attration en IFEMA para poner en valor las propiedades nutricionales de la carne de vacuno en España y desmentir las falsas creencias que giran en torno a la carne de vacuno. Estos son algunos de ellos:

  1. Contiene grasas perjudiciales para la salud. Todo lo contrario, como hemos comentado antes, la carne de vacuno es un alimento esencialmente proteico que, además, nos permite reducir su grasa en función del corte.
  2. Es una carne muy cara. Esto no es del todo cierto: aunque cortes como el solomillo tengan un precio más elevado, otros como la cadera o la tapa son mucho más asequibles.
  3. El sistema de trazabilidad de la carne no es transparente. Falso. El sector de carne de vacuno se rige por el Modelo de Producción Europeo, cuyos estándares de calidad y seguridad alimentaria son los más elevados y controlados del mundo.

La carne de vacuno es completamente compatible con una dieta equilibrada y saludable, entre otras características, también nos aporta:

  • Su principal característica y la que siempre se resalta en primer lugar, no puede ser otra que su alto contenido en proteínas de gran valor. Aporta entre un 18% y 20% de proteínas de alta calidad nutricional.
  • Existen determinados aminoácidos que el cuerpo no es capaz de generar de forma natural y que, por lo tanto, hay que obtenerlos a través de la alimentación. La carne de vacuno contiene esos aminoácidos esenciales en cualquier dieta.
  • Un alto contenido en vitaminas del tipo B. Concretamente en vitamina B6 y B12. La primera contribuye a la mejora de nuestro sistema inmunitario y la aceleración del metabolismo de nuestro organismo. Mientras tanto, la vitamina B12 juega un papel esencial en la producción de glóbulos rojos y, por lo tanto, es fundamental para combatir la anemia.
  • Además, la carne de vacuno es rica en hierro hemínico, muy importante también en la creación, desarrollo y maduración de los glóbulos rojos.
  • Otros minerales presentes en la carne de vacuno son el magnesio, que mejora el proceso de metabolización de la insulina, y el zinc, que contribuye a la aceleración de síntesis de las proteínas.

Para finalizar, decir que la carne de vacuno es rica en carnitina, sarcosina, ácido linoleico y potasio, fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Todo esto hace que, siempre que lo consumamos en cantidades adecuadas y con sentido común (como todo en esta vida), la carne de vacuno resulta muy beneficiosa para la salud, no dudes en incluirla en tu menú!

Fuentes: 

http://www.provacuno.es/home

https://blog.consentidovacuno.es/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba